martes, 12 de junio de 2012

Capítulo 10.


Tenía el corazón exaltado. Notaba que de un momento a otro saldría de mi pecho. Posó mi espalda sobre la rígida pared del baño poniéndose él delante para que le pudiera ver y no estuviera tan asustada. Al verme, me tranquilicé un poco y quitó la mano de mis labios.

Yo: ¿¡Pero estás loco, Cameron!?
Cameron: Sh, baja la voz. Y no, no estoy loco.
Yo: Entonces, ¿Qué diablos quieres? ¿Reírte de mí? ¿O quizás reprocharme algo?
Cameron: ¿Qué dices? ¿Luego soy yo el loco?
Yo: Sé que fuisteis Stella y tú quienes me siguieron hasta casa.
Cameron: Lo sé, joder. Lo sé. – Se frotó las manos por el pelo con nerviosismo. – Pero yo no quería que pasara esto, ¿entiendes?
Yo: No, no lo entiendo.
Cameron: Vale que te seguimos hasta casa pero no era para descubrir que vivías ahí… ¡Lo juro!
Yo: ¿Entonces para qué? – Dije sin creérmelo.
Cameron: Fue porque estaba celoso, ¿vale? ¡Estaba celoso! Pensé… pensé que Danny y tú teníais algo porque siempre cuando os decíamos de quedar no podíais ninguno de los dos y… -Suspiró. – Stella me comió la cabeza aún más con el tema.
Yo: ¿Ah, sí? ¿Y cómo es que después me humilló delante de todo el mundo?
Cameron: Yo le dije que no lo hiciera. Cuando descubrimos que vivías ahí la dije que no se lo dijera a nadie, que tenías tus motivos para no habérnoslo dicho. Pero por lo que se ve… no me hizo caso. Por eso ayer os mirando con incredulidad. No me podía creer que lo hubiese hecho después de prometerme que no lo haría.

Negué con la cabeza y avancé unos pasos hacia él quedándome a centímetros de su cara.

Yo: No me creo nada. – Dije pausadamente. – Seguro que esto es otro de los trucos de Stella para volver a humillarme.

Di media vuelta y puse la mano en el pomo de la puerta para salir.

Cameron: ¿Qué quieres que haga para que me creas?
Yo: Nada.

Dicho esto, abrí la puerta y salí. Cuando pasé por el patio, otra vez todo el mundo de miraba. Vi a lo lejos a Vicky saludándome y haciendo un gesto con la mano para que fuese. Y eso me dispuse a hacer. Noté como Cameron salía del baño y se dirigía al campo de fútbol junto a Danny. Pero algo le detuvo.

Stella estaba medio escondida en una de las columnas para que cuando pasara, me hiciera la zancadilla y me callera al suelo de bruces. Todo el mundo me miró y se empezó a reír a pleno pulmón. Ahora sí que absolutamente todo el mundo me miraba.

Me levanté a duras penas y miré mi rodilla. Me escocía mucho y estaba sangrando. Stella era la que más se reía. Cameron vino corriendo hacia mí para ayudar a levantarme. Me agarró del brazo e hizo algo de fuerza para que me pusiera otra vez en pie.

Cameron: ¿Estás bien?
Stella: ¿Se puede saber qué coño haces, Cameron? – Le dijo mirándole asombrada.
Cameron: No, ¿Se puede saber qué demonios haces tú? ¿Quién te ha dado derecho de hacerle esto? ¿Eh? – Dijo muy enfadado.
Stella: ¿Desde cuándo te preocupas por ella? Además de mentirosa, es pobre. No sé qué haces ayudándole a levantarse del suelo. Es ahí donde tiene que estar.

Al parecer, Danny estaba a escasos metros de nosotros escuchando todo. Al oír eso, se puso en frente de Cameron y me mí, frente a frente con Stella.

Danny: ¿Puedes repetir eso?
Stella: ¿El qué? ¿Qué es pobre y merece estar en el suelo como la mierda?

Danny sonrió falsamente.

Danny: Stella, cariño. – Posó su mano en su mejilla.

Ella sonrió y acarició dicha mano.

Stella: Dime, amor.

Se puso serio.

Danny: Hemos terminado.

Stella abrió tanto la boca que podía caber ahí dentro un loro. Intentamos aguantarnos la risa pero Cameron no pudo y explotó.

Stella: No me puedo creer que también te vayas a poner de su parte.
Danny: No es sólo que me ponga de su parte, que sí. Si no que no vas a querer estar con alguien tan ‘’pobre’’ como ella. ¿Sabes por qué? Porque yo vivo a su lado.

Dicho esto, Stella estiró el cuello hacia arriba y salió con la nariz bien alta  para que nadie viera que había perdido. Que lo había hecho.

Abracé a Cameron fuertemente susurrándole un ‘’gracias’’ al oído y después hice lo mismo con Danny.

Cameron: Vamos hasta la enfermaría para que te desinfecten eso.
Danny: Yo tengo que hacer unas cosas… Nos vemos en tu casa, ¿vale?
Yo: Vale. – Le sonreí y se fue.

Cameron me acompañó hasta la enfermería donde allí me desinfectaron la herida y me pusieron una tirita. Él me observada desde el marco de la puerta apoyado levemente con el hombro izquierdo mientras tenía los brazos cruzados. De vez en cuando se reía de las caras que ponía por el escozor que me estaba causando.

Cuando la enfermera terminó, de un salto caí al suelo y fui donde Cameron. Desapoyó el hombro del marco de la puerta para estirar el brazo hacia mí para que le cogiese la mano y me acercase a él de un tirón, cuyo gesto me hizo chocar contra su pecho.

Cameron: ¿Estás mejor? – Me susurró al oído.
Yo: Mucho mejor. – Contesté en el mismo tono.

Nos separamos y me di la vuelta  para dar gracias a la enfermera, quien estaba mirándonos con una tierna sonrisa en la cara.

Yo: Gracias. – La dije y ella asintió amablemente.

Salimos de ahí y fuimos al patio, pero no nos quedamos por mucho tiempo, ya que el timbré sonó poniéndolo fin y dando comienzo a las dos últimas horas de clase. Ambas pasaron volando, pues una era Informática y otra educación física. En esta última no hice nada puesto que puse al profesor la escusa de que me dolía la rodilla de la caída que tuve anteriormente. Al menos, Stella no me volvió a atormentar durante el resto del día.

La ansiada hora llegó. Las clases se finalizaron por hoy. A la salida Vicky me estaba esperando con dos personas más que conocía de simple vista.

Vicky: Hola, Taylor. Te quiero presentar a dos amigos.
Yo: Claro. – Dije sonriendo.
Vicky: Estos son Carrie. – Iba a mi clase pero nunca tuve el placer de hablar con ella. – y Tom, su hermano. – Le vi un par de veces por el recreo.
Yo: Encantada. – Dije dándolos un abrazo a cada uno.
Tom: Igualmente.

En ese momento alguien me agarró por detrás levantándome al aire para que segundos después, me volviese a posar en el firme y seguro suelo. Miré hacia atrás y dos cabecitas, una morena y otra rubia, me estaban sonriendo. Danny y Cameron.

Danny: Hola, bichos. – Dijo mirándonos a Vicky a mí.
Yo: Hola, chicos. – Pude ver como Carrie y Tom estaban muy, pero que muy vergonzosos.
Cameron: Esto… espero no molestar. – Dijo mirando a Vicky, Carrie y su hermano.
Vicky: Eh, tranqui. Después de lo que le has dicho a Stella, puedes venir cuando quieras.
Danny: ¡Vicky!
Vicky: Y tú también, hermanito. Estoy orgullosa de ti. – Dijo abrazándole.
Yo: Esto… ¿Conocéis a Tom y a Carrie? – Dije intentado que los dos no estuviesen excluidos.
Cameron: A Carrie sí. Vamos, tendría que estar muy ciego para no verla sentándose en frente de mí en clase. Es más, siempre enrollo mi lápiz con su pelo cuando me aburro, mola mucho. Lo tiene todo rizado, es guay. Haha. – Dijo sonriendo.
Vicky: Pues este es Tom, su hermano.
Cameron: Te he visto en algunos que otros partidos de fútbol, que a juzgar por su cara, no te gustan mucho, ¿no es así?
Tom: La verdad es que no, voy por dos amigos especialmente. – Sonrió dejándose ver su hoyuelo.
Yo: Bueno, siento interrumpir, pero mis tripas empiezas a rugir. Me voy a casa. ¿Venís, chicos?
Danny: Sí, vamos.
Yo: Cameron, te veo mañana.
Cameron: Claro, princesa. – Me giñó un ojo.

Nos pusimos a andar por hasta llegar a casa. 


9 comentarios:

  1. Me encanta, me encanta, me encanta, que ganitas de leer tenia ya
    esta historia es super skljAJKLFHÑFHDLFJHÑDLF
    Me gusta mucho tu forma de escribir
    Lo digo bien claro: Stella me cae como el culo, Cameron es monillo, pero para mi gusto Taylor y Danny forever, Vicky me encanta y los demas tambien
    ya no me enrollo mas,quiero leer ya el siguiente a ver que pasa
    Un besazo enorme
    pdt: soy @carmen_happines :D

    ResponderEliminar
  2. Qué guay que hayas seguido!! :)
    Tenía muchas ganas de seguir leyendo esta novela, me encanta.
    Ya creía que no iba a saber más de esta historia... Me ha ces muy feliz :)

    ¿Tienes twitter?
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  3. SÍGUELA!!
    porfi porfi porfiiiiiii :)

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Acabo de leerme tu fic del tirón y tengo ke decirte ke me encanta :)
    espero que lo sigas pronto^^
    me gusta mucho como expresas lo que les pasa a los personajes...
    Me gusta Cameron,es mono jaja... y bueno,los protas,Vicky y los demás también... pero a la pija esa de Stella no la soporto...¬¬
    va a salir Dougie alguna vez?

    y otra cosa,como te puedo seguir? No sé por qué el blogger no me deja seguirte... ¿?
    un besoo <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, claro que me puedes seguir. Pero no tengo ni idea de porqué no te deja... lo siento :/
      Y sí, Dougie sí que saldrá.
      ¡Gracias! :3

      Eliminar
  5. Acabo de leer de un tirón el fic, está muy muy bien :D Espero que lo sigas pronto !! Lo leeré encantada :)

    ResponderEliminar
  6. Siguelo, por favor!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Acabo de abrirme un blog, espero que te pases y le eches un vistazo, y me sigas si te gusta :)

    http://guideyourownstyle.blogspot.com

    ResponderEliminar